Se comercializaron al exterior 207 millones de litros, según datos del Instituto Nacional Vitivinícola. El consumo interno también aumentó.

La Argentina exportó en el primer semestre 207,6 millones de litros de vino, lo que representa un aumento del 52%. Esta cifra significa que se comercializaron 70,9 millones de litros más que en igual periodo del año anterior, según datos provisorios del Instituto Nacional Vitivinícola (INV).

Y analizando por tipo de vino, 118,1 millones de litros fue de varietales (56,9%) , 88,3 millones de litros de vinos sin mención varietal (42,5%) y 1,1 millón de litros de espumosos (0,5%).

También se produjo un aumento en las ventas de mosto concentrado  en el primer semestre, que totalizaron 62.787 toneladas con un aumento del 15,6%.

De todas maneras, hubo una leve caída en los valores de las exportaciones del vino argentino. Según los últimos datos oficiales en materia de precios, que comprende durante el período enero-mayo (5 meses) se acumularon divisas por 363 millones de dólares entre vinos y mosto lo cual indica una disminución del 3,5% respecto al mismo período del año anterior.

Particularmente, el segmento de vinos, en este período Argentina envió al exterior por 312 millones de dólares, cayendo un 4% a igual lapso de 2019. Esto se debe a que se comercializó más vino a granel, que es de menor valor que el vino fraccionado.

De todas maneras, los precios FOB de vino en junio no variaron en relación a lo que fue el mes de mayo por lo que se presume que esta baja en los valores se mantendría.

FUENTE: CLARÍN