Callia es un vino perfecto para acompañar ese momento del día que esperás todo el día. Cuando ponés fin a las obligaciones para conectarte con eso que te desconecta, que te acerca más a vos. Un disco, una reflexión, una charla. Al volver a casa, renovate con Callia, que te acompaña para que tu ritual de todos los días siempre sea distinto.

Bodegas Callia pertenece al grupo M.P. Wines, de capitales holandeses, que cuenta con tres bodegas: Bodegas Callia y Bodega Pyros, en San Juan y Bodegas Salentein en el Valle de Uco, Mendoza.

Moderna e innovadora, la actual bodega fue construida bajo altos estándares de calidad respetando el patrimonio histórico y paisajístico perteneciente a la zona. Cada detalle fue cuidadosamente calculado como la vegetación autóctona y la construcción fue realizada bajo técnicas anti-sísmicas, de las más avanzadas en el mundo.

Bodegas Callia fue creada con el objetivo de producir los mejores vinos de San Juan y el mejor Shiraz de la Argentina. Elabora vinos argentinos de alta calidad, respetando y apoyando a la gente, a la comunidad y a la naturaleza, cuna de su creación.

La construcción de Bodegas Callia fue un desafío, el proyecto tenía que contener y dar nueva vida a una antigua bodega preexistente, diseñada de forma tradicional con cubos de pileta de hormigón.

El diseño del nuevo proyecto de arquitectura propuso rescatar e integrar la esencia de su origen, para que la estructura no pierda su magia y su misterio.

La nueva estructura contiene a la bodega original y a la nave de tanques, de 8.000 metros cuadrados, con una capacidad de 9.000.000 litros.

El diseño de la bodega tiene un objetivo claro: acompañar el paisaje. Esto se traduce en colores que recrean la natura-leza del lugar y en líneas puras, que no irrumpen en el escenario natural.