Noticias

Nuevos clientes y horizontes, las bodegas familiares se reinventan durante la pandemia

Bodegas en Mendoza, Noticias

En Mendoza, la familia Ropero salió a conquistar nuevos clientes para no bajar la producción. Historias que complementan el esfuerzo, la producción de vino y la dedicación.

Por Alejandro Besana | @alitobesana

La Añorada se emplaza en el corazón de la provincia de Mendoza, en el departamento de Maipú. Sus especiales características climatológicas y del suelo, le dan gran carácter y personalidad a sus vinos.

Hoy, Willams Ropero, junto a sus tres hijos, Diego, Javier y Lis producen comercializan bajo la marca “Añoranzas”, y apuestan a seguir creciendo.

La familia Ropero de izquierda a derecha (Javier, Williams, Nora, Lis y Diego)

El dueño de la bodega señala que “tenemos dos bodegas, una ubicada en la localidad de Junín, en la zona este de Mendoza y otra en Maipú, a 15 minutos de la capital provincial”.

Cuentan con una capacidad entre las dos de más de 5 millones de litros. Para esto, producen en sus 75 hectáreas y a su vez, tienen otros productores que les llevan la uva y ellos producen en la bodega.

Como parte del negocio vitivinícola, Williams Ropero explicó que “vendemos parte de nuestra producción a granel a otras bodegas. Somos socios en una cooperativa y entregamos parte de nuestras uvas. Sin embargo, con nuestra marca Añoranzas producimos alrededor de 300.000 litros al año, lo que serían unas 400.000 botellas”. 

El resto de la producción se vende a granel.

El viñedo de la familia Ropero.

El terroir

A la hora de comentar sobre el terroir donde están ubicados los viñedos, su hijo, Diego Ropero, gerente comercial de la marca, explicó que “los viñedos nuestros están en Rivadavia, y es muy linda la zona para ciertas variedades, y uno de los principales.  Muchas empresas muy reconocidas que hicieron grande la vitivinicultura, es un terroir muy característico para ciertas variedades y que se diferencian un poco con la zona alta o el Valle de Uco”. 

Y continuó: “Esta región da uvas de excelente calidad y participan muy bien en los blends que nosotros embotellamos. La mayoría de las empresas de Mendoza, utilizan uvas de distintas zonas. Es la manera de lograr esos blends tan exitosos”. 

El terroir de la zona este de la provincia, tiene la particularidad de que es una región es muy insolada y con mucha menos variación térmica. Las uvas antes de elaborarse, tienen menos acidez. Al contrario, por ejemplo de la zona de Maipú o el Valle de Uco, son zonas más frías y tienen variación térmica y la acidez es mucho más marcada. 

Diego Ropero resaltó que “nosotros tenemos y trabajamos comercialmente, cuatro líneas bajo diferentes marcas, y dentro de la bodega Añorada, tenemos la línea Añoranzas y una línea de entrada de gama, marca Terrenal. 

Producen un vino tinto (Bonarda y Syrah) y un vino blanco (Chenin – Ugni Blanc)

Y con la marca Añoranzas tienen una línea con Malbec, Cabernet, Sauvignon Blanc, y Torrontés, sin madera y frutados. 

Además, tienen una línea reserva, que es un blend 40% Malbec – 40% Cabernet y 20% Merlot con 12 meses de paso por barricas.

Estiba de vinos en la bodega La Añorada.

El mercado y lo que viene postpandemia

A la hora de comentar como ve el mercado argentino, postpandemia, y la exportación, Willams Ropero explicó que “a nivel interno, vemos un aumento de la demanda”. 

“Estamos por empezar a exportar a Brasil. Pero siempre viendo lo que pasa en nuestro país, nos da cierta estabilidad el mercado interno. Hay un aumento de la demanda y con esto de la pandemia hemos tenido varias aperturas de vinotecas, como de vendedores freelance de la bodega en diferentes partes del país”, señaló Williams Ropero. 

Tecnología que se utiliza en el campo

En los viñedos utilizan riego por goteo en 40 hectáreas y además, están haciendo una obra de construcción de riego por goteo, para otra cantidad de hectáreas y riego por surcos.

“El agua en Mendoza es un tema primordial. Todo el mundo puede disponer de una determinada cantidad de agua. Le tenemos mucho miedo a la contaminación del agua y por eso la cuidamos muchísimo”, resaltó Diego Ropero. 

La bodega.

Crecimiento e inversiones

“Siempre pensamos en crecer, en la medida que la situación nos va permitiendo. Somos una empresa familiar, mis tres hijos están en la empresa. Estamos todos compenetrados en esta actividad y queremos ir creciendo, lo que pasa es que, somos una empresa relativamente nueva. Vamos creciendo en la medida que podemos”, añadió Williams Ropero. 

En esta línea, Diego Ropero explicó que “somos de emprender y buscar el crecimiento, pero siempre tenemos un riesgo controlado. Nuestro principal mercado son los hoteles y restaurantes, claramente tuvimos que movernos y rápidamente, hacia otro mercado. Con la pandemia tuvimos que hacer un click rápidamente, y de la noche a la mañana nos tuvimos que reinventar y nos adaptamos y lleva su tiempo”, finalizó. 

Nant y Fall

malbecs de oro

En Argentina hay verdaderas joyas ocultas. En un territorio tan vasto y generoso son muchas las opciones a la hora de elegir un buen Malbec. Aquí te presentamos verdaderos incunables que no te podes perder.

Amigos de ArgenVinos

Nant y Fall
Bodega Casarena